domingo, 9 de noviembre de 2014 comentarios

Madre,
Desde tu vientre te imploro,
Que el llanto que hoy es nuestro abismo


Haga brotar el río
que de tus brazos y tu pecho
saciara la sed de mi estructura.



Toda mi historia se escribe con tu sangre,
Y el olvido eterno hacia el que vamos,
tendrá también la herida mortal de nuestro paso. 

comentarios